Portada

Rebrote del Covid amenaza a los países europeos


Rebrote del Covid amenaza a los países europeos
Ref. Fotografia: Las medidas en Francia no han sido suficientes para evitar un rebrote del Covid.

Los hospitales en las regiones de París y Marsella están retrasando algunas operaciones programadas para liberar espacio para los pacientes con COVID-19 mientras el gobierno francés intenta detener una marea creciente de infecciones por coronavirus, dijo el domingo el ministro de Salud. 

Debate sobre confinamiento. Mientras los restaurantes y bares de Marsella se preparaban para cerrar el domingo por la noche durante una semana como parte de las nuevas restricciones ante un posible rebote en los casos de coronavirus, el ministro de Salud, Olivier Veran, insistió en que el país no planea nuevos cierres.

Dos economistas ganadores del Premio Nobel propusieron en el periódico Le Monde este fin de semana poner a la población de Francia bajo cuarentena en las primeras tres semanas de diciembre para permitir que las familias se reúnan de manera segura para las vacaciones de fin de año y “salvar la Navidad”.

En respuesta, Veran dijo en la televisión LCI que “no queremos volver a confinar el país. Varios países de nuestro entorno tomaron otras decisiones. No queremos esto”.
 
Protestas en Madrid. Cientos de personas volvieron a salir a las calles de Madrid para protestar contra las medidas de bloqueo parcial impuestas para frenar la transmisión del Covid-19 en diferentes puntos de la región, principalmente en barrios populares densamente poblados.

Desde el 21 de septiembre, unas 850.000 personas han estado confinadas en sus barrios y no pueden salir, excepto por motivos laborales, escolares o médicos, incluso si pueden moverse libremente dentro de sus propias zonas. Los parques están cerrados y los restaurantes y otros negocios deben bajar sus persianas a las 10 pm. "No es confinamiento, es segregación!", gritó la multitud fuera del parlamento regional. Los manifestantes pidieron la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

En tanto, El municipio burgalés de Miranda de Ebro, con más de 35.000 habitantes, permanecerá confinado desde ayer domingo  y durante las próximas dos semanas debido al incremento de los contagios por COVID-19, algo que ya ocurrió en la misma ciudad al inicio de la pandemia.