Enfermero vendía credenciales en Salud para libre circulación


Enfermero vendía credenciales en Salud para libre circulación
Ref. Fotografia: Se trata de la segunda imprenta allanada por la FELCC denunciada de falsificar.

La juez décimo de instrucción en la penal Ana Gloria Rojas condenó a tres años de cárcel a cuatro personas por el delito de falsedad material ideológica y uso de instrumento falsificado. 

Se trata de Raquel Delgado, Abel Mérida Montaño, José Manuel Rosas Seas y Nelson Menacho Moza quienes se sometieron a un procedimiento abreviado tras reconocer sus delitos.

El Subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz Marco Antonio Tórrez informó que la investigación contra los condenados nace a raíz que patrulleros del Distrito Policial 1 encontraron a dos personas con credenciales de trabajadores del sector salud del Hospital San Juan de Dios. Al descubrir que quienes los portaban no eran trabajadores, la FELCC apertura una investigación llegando a establecer que quien vendía las credenciales era Nelson Menacho Moza enfermero de un hospital municipal.

Tórrez indicó que el implicado trabajaba en complicidad con una imprenta, que supuestamente elaboraba y falsificada las credenciales para comercializarlos a terceras personas a precios entre 400, 500 y 600 bolivianos.

Incluso utilizaban sellos y firmas del Hospital San Juan de Dios de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). “Cuatro personas fueron aprehendidas por este delito, el enfermero era quien firmaba y conseguía los sellos para las  falsas credenciales”, testimonió la autoridad. En su poder se les encontró 50 credenciales cada una con respectivo certificado de constancia que el portador era supuestamente trabajador en salud. Se trata de la segunda imprenta que la FELCC interviene dedicada a similar delito de falsificación de credenciales. 

El primero se dedicaba a falsificar credenciales de la Caja Petrolera en Salud y la Gobernación con sus respectivos certificados con sello y firma de las autoridades sanitarias. Por este delito dos hermanos fueron enviados con detención preventiva al penal de Palmasola.