En América Latina y el Caribe, la fauna silvestre ha disminuido 94% desde 1970


En América Latina y el Caribe, la fauna silvestre ha disminuido 94% desde 1970
Ref. Fotografia: Ejemplar de rana venenosa de espalda roja (Dendrobates reticulatus), en la cuenca amazónica (Iquitos, Perú). Foto: Getty Images

El último medio siglo ha sido catastrófico en términos medioambientales para las regiones tropicales y subtropicales de América Latina y el Caribe, según se desprende del informe 'Índice Planeta Vivo 2020', publicado este jueves por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), que detectó en esas latitudes una disminución de la fauna silvestre de un 94%, siendo la más grave de todo el planeta.

Se trata de un problema global: las casi 3.500 poblaciones evaluadas por este trabajo en todo el mundo se han visto disminuidas, de media, en un 84%.

"La mayor parte de estas pérdidas se están dando entre los anfibios, reptiles y peces de agua dulce en todas las regiones del planeta, pero especialmente en Latinoamérica y Caribe", especifican desde WWF.

El texto destaca que "el resultado más impactante a escala planetaria es la reducción del 94% en las subregiones tropicales del continente americano". 

Fuerte impacto negativo de la actividad humana

El informe asegura que la población mundial de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces sufrió también una drástica merma durante el periodo estudiado (1970-2016), cifrada en el 68% del total. 

Los autores del estudio, que ha sido realizado en colaboración con la Zoological Society de Londres, atribuyen la mayor parte de esta reducción de la vida silvestre a actividades humanas de tipo principalmente industrial, o a sus efectos ambientales derivados. La destrucción de praderas, sabanas, bosques y humedales, así como la sobreexplotación de las especies, el cambio climático o la introducción de especies exóticas en ecosistemas previamente estables están entre los factores más determinantes.

En conjunto, el reporte estima que las actividades antropogénicas guiadas por la sociedad de consumo son responsables de la degradación de tres cuartas partesde la tierra y cerca del 40% de los ecosistemas marinos.

El informe detalla también que el número de extinciones documentadas de plantas es el doble que para los mamíferos, aves y anfibios combinados, y que una de cada cinco plantas, principalmente en las regiones tropicales, corre el riesgo de extinguirse.

"Durante 30 años, hemos estado siguiendo esta caída [de la biodiversidad], que se acelera. Seguimos yendo en la dirección equivocada", comentó a AFP el director general de WWF, Marco Lambertini. Asimismo, señaló que entre el reporte de 2016 y el de 2020 se registró un aumento del 10% en la pérdida de fauna.

Este año, el Día de Sobrecarga de la Tierra, momento en que se consumen la totalidad de los recursos naturales que pueden renovarse en un lapso de 12 meses, fue alcanzado el 22 de agosto.

Con el paso del tiempo, este día ha ido llegando cada vez más pronto: se estima que en 1970 fue el 4 de noviembre, en 1990 el 11 de octubre y en 2000 el 23 de septiembre.