Descubren que el cerebelo puede almacenar las experiencias emocionales


Descubren que el cerebelo puede almacenar las experiencias emocionales

Un grupo de investigadores de la Universidad de Basilea (Suiza) reveló que el cerebelo, una estructura cerebral encargada principalmente de controlar las funciones motoras del cuerpo humano, también tiene la capacidad de procesar los recuerdos emocionales.

De acuerdo con los autores del estudio, publicado en la revista PNAS, evidencias científicas anteriores indicaban que la amígdala (situada en el lóbulo temporal del cerebro), así como sus interacciones con otras regiones cerebrales, desempeñan un papel central en el almacenamiento de las experiencias emotivas.

A pesar de que se conocía que el cerebelo está relacionado con el condicionamiento del miedo (procesamiento de la respuesta ante la presencia de peligro), los científicos querían descubrir cómo se involucra en la conservación de la información proveniente de situaciones emocionales, dado que aún no está muy claro del todo.

Para abordar este planteamiento, se mostró a 1.418 pacientes sanos una serie de imágenes que contenían eventos emotivos positivos, negativos y neutrales. Las actividades cerebrales de los participantes se registraron mediante imágenes obtenidas por resonancia magnética. En una posterior prueba de memoria, se identificó que los participantes tendían a recordar más las imágenes con emociones positivas y negativas que las neutras.

El cerebelo está vinculado con la memoria emocional

Los científicos observaron que hubo un aumento en la actividad de las regiones cerebrales que previamente se conocía que estaban vinculadas con la memoria emocional mejorada. Sin embargo, se descubrió una mayor actividad cerebral en el cerebelo ante los estímulos emocionales procedentes de las imágenes.

Tras utilizar modelos causales dinámicos, se demostró que el cerebelo establece varias conexiones con mayor fuerza con varias regiones del cerebro durante el proceso de almacenamiento de las imágenes emocionales, entre ellas el área que cubre la amígdala y el hipocampo. Asimismo, se determinó que existen conexiones cerebelosas bidireccionales con el giro cingulado, que es una parte del cerebro responsable de la percepción y evaluación de los sentimientos.

"Estos resultados indican que el cerebelo es un componente integral de una red que es responsable del almacenamiento mejorado de información emocional", comentó el académico Dominique de Quervain. Además, reiteró que esta "memoria mejorada", a la que consideró como "un mecanismo crucial para la supervivencia", también "tiene sus inconvenientes", ya que "en el caso en el caso de experiencias muy negativas puede provocar ansiedad recurrente".

"Esto significa que los hallazgos, que ahora se han publicado, también pueden ser relevantes para comprender afecciones psiquiátricas como el trastorno de estrés postraumático", concluyó De Quervain.