Casas por 1 euro: otro pueblo italiano busca tentar a nuevos residentes


Casas por 1 euro: otro pueblo italiano busca tentar a nuevos residentes
Ref. Fotografia: Iglesia de Sant'Isidoro Agricola en Bivona, provincia de Agrigento, Italia. Foto: Wikipedia

La comuna de Bivona se suma a una serie de localidades de la isla italiana de Sicilia en ofrecer inmuebles al simbólico precio de 1 euro (1,10 dólares) para atraer de este modo a nuevos vecinos, informa el portal de noticias The Local.

Con esta medida, que entró en vigor esta semana, las autoridades buscan preservar así sus joyas arquitectónicas —muchas de ellas actualmente dilapidadas— e impulsar la economía local contrarrestando la merma poblacional que viene sufriendo el lugar en los últimos años.

Al igual que otros pueblos pequeños, Bivona se enfrentó al fantasma de convertirse en una urbe desierta a raíz de que sus habitantes más jóvenes se mudaran a otros sitios en busca de oportunidades de empleo. En los últimos 40 años, su población se redujo a la mitad, rondando actualmente los 3.800 vecinos.

Algunas condiciones

Sin embargo, para adquirir aquí una propiedad por un euro el comprador debe cumplir con ciertas condiciones. Entre ellas, el pago de un depósito por 2.500 euros (2.750 dólares), muy por debajo de los 5.000 euros (5.500 dólares) que piden, por ejemplo las comunas sicilianas de Mussomeli y Cammarata, que también ofrecen casas por el mismo valor.

Esta suma puede ser reembolsada en caso de que el nuevo propietario realice obras de renovación dentro de los siguientes tres años en el caso de las dos últimas localidades. Mientras que Bivona, para hacer la oferta aún más atractiva, extiende este plazo hasta los cuatro años.

Además, el candidato deberá declarar el uso que le pretende dar al inmueble: ya sea una vivienda familiar, un alojamiento en alquiler para turistas o incluso un taller de artesanías.

La historia de una argentina

Este beneficio para comprar viviendas en Sicilia a precio regalado ya ha sido aprovechado por personas incluso de los rincones más alejados de esa idílica isla. Una de ellas es la artesana argentina Cecilia Solari, quien por apenas un euro se convirtió en la flamante propietaria de una casa de 250 metros cuadrados distribuidos en tres plantas en Mussomeli. Sucedió luego de que en 2016 perdiera a su esposo y comenzara a recorrer el mundo.

"Hace un año terminé en Sicilia. Estaba visitando los pueblos más bellos de Italia y llegué aquí, donde volví a encontrar el calor que me faltaba. El calor que extrañaba, las cosas importantes de la vida", cuenta esta mujer de 46 años, según recoge el portal Ámbito. Y añade que en su nuevo hogar busca "la verdadera vida y recuperar los valores".

El inmueble no necesitaba ninguna refacción previa y ya estaba en condiciones para ser habitada. Cecilia confiesa que ya tiene en mente un proyecto para la vivienda: "En el piso de abajo voy a poner un taller donde voy a dedicarme a hacer mis joyas artesanales".

/RT