Portada

Bolivia plantea a la CAN políticas económicas con perspectiva de género para apoyar a emprendedoras post pandemia


Bolivia plantea a la CAN políticas económicas con perspectiva de género para apoyar a emprendedoras post pandemia
Ref. Fotografia: La canciller de Bolivia, Karen Longaric. Foto: Cancillería

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, junto a la viceministra de Comercio Exterior e Integración, Claribel Aparicio, plantearon ante la CAN, diseñar y aplicar políticas públicas con enfoque de género, para gestionar la autonomía financiera de las mujeres, en el marco de la reactivación de las economías de los países integrantes de ese bloque.

"En esta nueva normalidad, será preciso que los países andinos diseñen e implementen de forma inmediata políticas de emergencia sanitaria con perspectivas de género y que contemplen una multiplicidad de dimensiones como el rol de la mujer en la crisis, entre otros, haciendo énfasis en la inserción económica de la mujer en los negocios y empresas para así coadyuvar en la reactivación económica", manifestó la ministra de Relaciones Exteriores.

En ese sentido, la viceministra Aparicio resaltó la importancia del potencial emprendedor y empresarial para la independencia económica de las mujeres en la región. Asimismo, propuso fomentar desde los estados un crecimiento y un comportamiento activo para concretar programas con perspectiva de género, señala un reporte del periódico Bolivia.

"Esta acción implica trabajar en cerrar la brecha entre mujeres y hombre mediante el fortalecimiento de políticas públicas para garantizar la autonomía y ejercicio pleno de los derechos de las mujeres para lo cual es preciso superar nudos estructurales constitutivos de las actuales relaciones desiguales siendo uno de ellos la desigualdad socieconómica", explicó la viceministra.

Bolivia - que tiene la presidencia pro tempore de la CAN - organizó ayer el Foro Virtual "Oportunidades y Políticas Comerciales para mujeres empresarias y emprendedoras". Las representantes de Colombia, Ecuador y Perú también presentaron sus ponencias y propuestas sobre el tema.

"Esta iniciativa adquiere mayor relevancia en la presente coyuntura cuando el mundo atraviesa por la pandemia coronavirus COVID-19 que está afectando las economías del mundo sin precedente alguno. Esta situación hace necesario tomar medidas de alivio que ayuden a amortiguar los efectos de esta situación en países andinos para reactivar o recuperar la economía", destacó Aparicio, sobre la realización del evento.

Las autoridades coincidieron que el grado de acceso de la mujer y el hombre en estructuras económicas de sociedades y sus oportunidades de ejercer poder en ellas son "considerablemente diferentes".
Por ello, indicaron que es fundamental crear y ejecutar "medidas diferenciadoras" para superar los desafíos y fortalecer a la comunidad andina y a la vida de sus ciudadanos.

Longaric afirmó que la situación económica de miles de mujeres empresarias y emprendedoras está siendo afectada. Resaltó el papel de las mujeres en el ámbito político y social; manifestó que pese, a algunos escollos para lograr la paridad, es visible la participación de las féminas como jefas de Estado y en cargos de toma de decisiones.

La autoridad dijo que la mujer aún enfrenta obstáculos en el comercio para generar oportunidades de empleo y mayores ingresos.

Al respecto, la representante de ONU Mujeres en Bolivia, Violeta Domínguez, evidenció las dificultades que tienen las mujeres en la región en cuanto a los niveles de ingresos económicos, la poca presencia de ellas en puestos jerárquicos de empresas públicas y privadas y las brechas en los niveles salariales, y sugirió que son temáticas que deben ser atendidas por los gobiernos de la región.

En ese sentido, Domínguez presentó los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs, por sus siglas en inglés), propuesta de la institución que contempla un conjunto de buenas prácticas empresariales, promueven la igualdad entre mujeres y hombres en todas las áreas de gestión, y pueden ser aplicadas a nivel global.

Aparicio resaltó que es necesario identificar medidas y herramientas para asumir la importancia del rol de las mujeres en las economías y sociedades de los países.

"La inclusión de la mujer en la economía debe ser una prioridad de los Estados para construir un futuro próspero, justo y fortalecido para la región andina", aseguró.

Al respecto, las autoridades gubernamentales convocaron a la unidad de las mujeres para trabajar por la igualdad de género en el comercio y en la integración de los países, en el desarrollo personal, la salud y bienestar de las mujeres y sus familias.

"La solidaridad y el apoyo mutuo entre mujeres es la única opción para tender puentes para apoyarnos unas a las otras, creando espacios de crecimiento para la mujer y proyectando escenarios de igualdad, sin brechas y con mucho potencial como nos caracteriza a las mujeres", afirmó la Viceministra.

Aparicio agradeció a la CAN por propiciar el evento, en el marco de la presidencia pro témpore de Bolivia de esa organización.

"Para la presidencia pro témpore de Bolivia en la CAN es fundamental generar estos espacios de reflexión, más aún en el presente contexto de emergencia sanitaria por el que atraviesa el mundo entero a causa de la pandemia del COVID-19 y que día a día lesiona la economía, la salud y el empleo de los países en la región", afirmó Longaric.

Las panelistas internacionales presentaron sus propuestas para coadyuvar a la creación y puesta en marcha de oportunidades y políticas comerciales para mujeres empresarias y emprendedoras.

En el evento participaron la vicepresidenta de Colombia, Martha Lucía Ramírez; el Secretario General de la Comunidad Andina, Jorge Hernando Pedraza; la representante de ONU Mujeres en Bolivia; Violeta Domínguez, además de otras autoridades e integrantes de la CAN. /ABI